Teléfono(+507) 387-0620
Altos del Romeral, Ave. Santa Elena y Calle Andalucía, No. 53 Panamá.

La venta de bien mueble con retención de dominio

La venta con retención de dominio es una figura jurídica de suma utilidad para cuando se vende bienes muebles que son de larga vida útil y el pago del precio no es inmediato.

¿Cuál es el problema que es resuelto con esta figura?  Lamentablemente, algunas veces ocurre que entre la venta y entrega de la posesión del bien, hasta que el comprador cancela por completo el precio, se da una situación de insolvencia del comprador.  Resulta que si el bien mueble vendido, digamos una máquina, no ha sido pagado del todo por el comprador, dicha máquina forma parte de los activos del comprador y por tanto no es ya un activo del vendedor.  El vendedor, entonces, quien aún no ha cobrado el precio en su totalidad, es un acreedor más del comprador, que tiene ahora que participar de un concurso de acreedores sobre la masa de activos no sujetos a gravámenes y garantías reales, para poder cobrar, si puede, su crédito.

Con una venta con retención de dominio, en cambio, el vendedor al que aún no se le ha cancelado el precio, simplemente tiene que ejercer una acción para reposeer el bien y con ello cobrarse su acreencia, o ejecutar el bien a través de un remate judicial simple, dependiendo del porcentaje del precio que haya cobrado, como veremos en este artículo.

La venta de bienes muebles con retención de dominio es una herramienta jurídica muy útil para empresas que venden maquinarias, equipos y otros bienes muebles, y que hacen la entrega física del bien antes de haber cobrado la totalidad del precio.  Se encuentra regulada en Panamá por el Decreto Ley 2 de 1955, que fue reformado mediante Ley 129 de 2013.

Características

  • El comprador en la compraventa con retención de dominio, tiene la obligación de usar el bien sin menoscabar su valor, y está obligado a mantenerlo en buen estado y en condiciones de prestar servicio eficiente (Art. 22 del D.L. 2 de 1955).
  • El bien objeto de una venta con retención de dominio, no puede ser trasladado fuera de la provincia en que según el contrato debe estar el bien, salvo por consentimiento previo por escrito del vendedor.  Esta restricción no aplica a equipo rodante, que sí podrá ser trasladado fuera de la respectiva provincia sin permiso previo del vendedor, siempre que el traslado no sea permanente.
  • El comprador, mientras no haya pagado la totalidad del precio, no tiene el dominio o propiedad sobre el bien, sino solo la mera tenencia física.

Ventajas

La venta de bien mueble con retención de dominio provee las siguientes ventajas:

  1. Surte efecto de garantía real sobre el bien vendido, mientras el precio no haya sido pagado completamente.
  2. Proceso para reposeer o para forzar remate judicial en caso de mora, rápido y efectivo.
  3. Propiedad del bien sigue siendo del vendedor mientras no se haya cancelado íntegramente el precio.

Casos de mora del comprador

En la venta con retención de dominio, se considera que hay mora del comprador en los siguientes casos:

  1. Si antes de haber pagado al menos la mitad del precio, el comprador deja de hacer a tiempo alguno de los pagos acordados.
  2. Si luego de haber pagado la mitad o más del precio, el comprador deja de hacer oportunamente (a sus respectivos vencimientos) dos de los pagos acordados, o el último pago acordado.
  3. Cuando el comprador deja de cumplir oportunamente alguna de sus obligaciones, presumiéndose en este caso como cierto lo afirmado por el vendedor respecto a la obligación incumplida.

Ejecución en caso de mora

En caso de mora, en principio el vendedor tiene uno de dos recursos, dependiendo del porcentaje del precio que hubiese sido pagado por el comprador, así:

  • Si el comprador no ha pagado al menos la mitad del precio, el vendedor tiene derecho a que se le adjudique el bien y con ello extinguir la obligación del comprador.  Sin embargo, el comprador puede exigir dentro de los diez días posteriores a la notificación de la demanda, que el bien sea vendido mediante remate si con su petición deposita suma adecuada para los gastos de la venta y afianza a satisfacción del juez el pago del saldo adeudado para el caso de que la venta no alcanzara para cubrir dicho saldo (Art. 35).
  • Si el comprador ha pagado al menos la mitad o más del precio, el vendedor tiene derecho a exigir la venta judicial del bien para satisfacer el saldo pendiente del precio más los intereses y costas de la ejecución (Art. 34).  En este caso habrá un solo remate y será base para este, la suma adeudada más los intereses, costas y gastos de la ejecución.

No obstante lo anterior, en cualquier caso el vendedor siempre puede exigir que el bien sea vendido conforme los trámites del proceso ejecutivo y continuar con la ejecución contra el deudor si con la venta del bien no alcanzase para cubrir su acreencia, intereses y costas (Art. 36).

En todo caso de ejecución, independientemente de cuánto haya pagado el comprador, presentada la demanda en debida forma con la prueba necesaria, el juez decretará embargo y ordenará depositar el bien provisionalmente en manos del vendedor (Art. 29).

Sanciones

El que teniendo en su poder un bien mueble entregado con arreglo a contrato de venta con retención de dominio lo destruya, mutile o permita su deterioro por falta de cuidado de un buen padre de familia, incurre en delito contra la propiedad (Art. 50).

Quien grave o de otra forma disponga de un bien mueble entregado según se dispone en el artículo anterior incurrirá en delito de apropiación indebida (Art. 51).

Quien convenga en la venta de un bien mueble a sabiendas de no ser dueño de este o de no tener la capacidad legal para ello y cause con ello perjuicios incurre en delito de estafa (Art. 52).

Incurre en desacato la persona que:

  1. Oculte, trasponga o en cualquier forma obstruya e impida el depósito del bien mueble cuyo embargo o depósito ha sido decretado.
  2. El que, requerido para exhibir el bien objeto del contrato, rehuse a hacerlo o rehuse a dar información sobre su paradero o en cualquier forma obstaculice su localización (Art. 53).

Requisitos para constituir retención de dominio en venta de bien mueble

La retención de dominio en una venta de bien mueble tiene ciertos requisitos formales:

  • Cuando el saldo deudor es de B/4,000 o más, el contrato ha de constar en escritura pública.  Esto es una solemnidad, es decir, si el contrato no consta en escritura pública, la retención de dominio no existe.
  • Cuando el saldo deudor sea menor de B/4,000 pero mayor a B/500, el contrato puede constar en documento privado, pero las firmas deben ser autenticadas por notario público.
  • Cuando el saldo deudor sea menor de B/500 y el vendedor sea comerciante establecido, el contrato no requiere autenticación por notario, siempre que se haga constar en el documento el número de aviso de operación del vendedor.
  • La retención de dominio es válida entre las partes cumpliendo con lo arriba descrito, pero para que sea oponible a terceros, es esencial la inscripción en el Registro Público (Art. 24).

Conclusión

La venta de bien mueble con retención de dominio constituye una figura que brinda seguridad y minimiza riesgos de crédito para empresas que venden bienes muebles al crédito o con pago diferido.  Las ventajas son muchas y los costos son pocos, por lo que su empresa debe considerar seriamente hacer las ventas en que el pago del precio se hace con posterioridad a la entrega del bien, al menos las que son por encima de determinado monto, mediante la figura de venta con retención de dominio.