Teléfono(+507) 387-0620
Altos del Romeral, Ave. Santa Elena y Calle Andalucía, No. 53 Panamá.

El Reglamento Interno de Trabajo

El Reglamento Interno de Trabajo es obligatorio para toda empresa con diez o más trabajadores (art. 191 C.T.).

Artículo 181. El Reglamento Interno de Trabajo tendrá por objeto precisar las condiciones obligatorias a que deben someterse el empleador y sus trabajadores con motivo de la ejecución o prestación de servicios.
Corresponde al empleador la dirección de la empresa y para ello impartirá las órdenes, instrucciones, reglamentos y directrices convenientes para el logro de los objetivos de la empresa.
[…]

El Reglamento Interno de Trabajo “tendrá por objeto precisar las condiciones obligatorias a que deben someterse el empleador y sus trabajadores con motivo de la ejecución o prestación de servicios”, según señala el artículo 181 C.T. El Reglamento Interno de Trabajo lo emite el empleador, pues es suyo el llamado poder de dirección sobre la empresa. El segundo párrafo del art. 181 expresa este concepto del poder de dirección, cuando indica que “Corresponde al empleador la dirección de la empresa y para ello impartirá las órdenes, instrucciones, reglamentos y directrices convenientes para el logro de los objetivos de la empresa”.

Contenido del Reglamento Interno de Trabajo

Artículo 185 C.T. “El Reglamento Interno de Trabajo comprenderá el cuerpo de normas de orden técnico y administrativo necesarias para la buena marcha de la empresa, así como las relativas a la higiene, primeros auxilios y seguridad en las labores”. El artículo continúa y enumera una serie de elementos, pero es una enumeración enunciativa y no exhaustiva. A continuación enunciado de los principales elementos que deben ser contemplados en el Reglamento Interno de Trabajo:

  1. Horas de entrada y de salida, tiempo destinado para las comidas.
  2. Forma de pago del salario y circunstancias de tiempo, modo y lugar.
  3. Disposiciones disciplinarias, incluyendo descripción de faltas, y las correspondientes sanciones y método para aplicarlas.
  4. Disposiciones sobre seguridad laboral.
  5. Los primeros miembros del Comité de Empresa.
  6. Clasificaciones de cargos.
  7. Reglas relativas a qué se considera una tardanza, y cuánto es el tiempo máximo de tardanza permisible en una jornada laboral.
  8. Normas sobre uniformes, vestimenta adecuada, equipos de seguridad.
  9. Normas y políticas de capacitación.
  10. Cualesquiera otras disposiciones que el empleador halle oportunas para la organización del trabajo dentro de la empresa.

Por qué conviene a la empresa tener un Reglamento Interno de Trabajo

Aparte de que la ley lo exige para las empresas con 10 o más trabajadores, conviene a la empresa tener un reglamento interno de trabajo porque este constituye una especie de contrato colectivo con todos los trabajadores de la empresa presentes y futuros. La relación de trabajo de cada trabajador con la empresa está regida tanto por su contrato individual de trabajo como por el reglamento interno de trabajo. Este complementa cualesquiera vacíos que no estén contemplados en aquel. Esto es importante por cuanto permite al empleador ejercer su poder de dirección de la empresa de forma organizada, de tal modo, por ejemplo, que puede variar en el futuro algún elemento ya sea de la organización del trabajo, métodos de ejecución de las tareas, horarios, lugar de trabajo, y otros elementos propios de la operación de la empresa que afectan las relaciones de trabajo, sin necesidad para cada caso de obtener el consentimiento individual de cada trabajador. Eso sí, para modificar el reglamento interno de trabajo se requiere la aprobación de la mayoría de los trabajadores, pero aún esto da al empleador una gran flexibilidad para el ejercicio de su poder de dirección, que no tiene cuando la empresa carece de un reglamento interno de trabajo.