Teléfono(+507) 387-0620
Altos del Romeral, Ave. Santa Elena y Calle Andalucía, No. 53 Panamá.

Sobre el proyecto de ley de impuesto de inmuebles

La propuesta que ha presentado el Gobierno Nacional recientemente como respuesta a la presión política generada por el Proyecto de Ley 43, iniciativa de la diputada Zulay Rodríguez, ha generado a su vez mucho debate. Mis observaciones generales sobre el Proyecto de Ley 509 a continuación.

Esquema complejo, complicado y burocrático.

La figura propuesta del Patrimonio Familiar Tributario (PFT) requiere de un trámite burocrático ante la Dirección General de Ingresos (DGI) para su reconocimiento. En la actualidad, el reconocimiento de derechos sencillos de reconocer como el de la exoneración del impuesto a la transferencia de bien inmueble (ITBI) por donación entre personas vinculadas en primer grado de consanguinidad o de un cónyuge a otro, es extremadamente burocrático y lento. Un trámite que es fácil de verificar para la autoridad tributaria y que debería tardar no más de una semana en ser reconocido, tarda en la práctica arriba de cuatro meses. Esto hace que en la práctica muchas personas decidan no hacer el trámite y pagar el impuesto de todos modos, aún teniendo derecho a la exoneración.

El impuesto de inmuebles no debe en principio discriminar tipos de inmuebles. Si una vivienda es primera residencia o casa de veraneo o inversión para alquiler, debería ser irrelevante para la administración tributaria. Una segunda casa no debería tener que pagar más que una primera casa. A fin de cuentas, la justificación del impuesto de inmueble está en la necesidad de costear los servicios municipales de los que se beneficia el inmueble, y en esto no hay trascendencia ni diferencia en si una casa es primera residencia o no.

Tarifa del impuesto sigue siendo muy alta

Los inmuebles que califiquen y obtengan su status de PFT, pagarían según la tabla a continuación:

Tarifa Progresiva Combinada - PFT

Rango de valor en balboasTarifa impositiva aplicable al rango
0-120,000Exonerado
120,001-250,0000.5%
250,001 o más0.9%

La tarifa de 0.9% para impuesto de inmueble es demasiado alta. Por otro lado, la Tarifa Progresiva Combinada para los bienes inmuebles que no constituyan PFT, es la siguiente

Tarifa Progresiva Combinada - Bienes que no son PFT

Rango de valor en balboasTarifa impositiva aplicable al rango
0-30,000Exonerado
30,001-250,0000.6%
250,001 o más1.0%

Considero que las tarifas impositivas aplicables a los montos que exceden los umbrales exonerados, tanto para bienes declarados PFT como para los que no constituyan PFT, siguen siendo demasiado altas.

Valor base sigue siendo valor de mercado

El proyecto 509 no modifica la base para el cálculo del impuesto, que sigue siendo su valor de mercado según avalúo voluntario, avalúo de oficio general o específico ordenado por el estado, o simplemente según el valor de la última transacción, si dicho valor es mayor al valor catastral que antes tenía la finca. En este aspecto, el Proyecto de Ley 43 cuyo tercer debate está en suspenso, es superior, toda vez que contempla un sistema de valor catastral con base en criterios objetivos fácilmente verificables, sobre las características del inmueble, su ubicación, servicios a los que tiene acceso, y otros. Preocupa que no se corrija esto, porque mientras la base imponible para el impuesto de inmueble sea valor de mercado, seguirá la iniquidad, por cuanto un inmueble que no haya sido traspasado en 40 años tendrá un valor catastral irrisorio comparado con otra finca similar de reciente traspaso en el mercado. La única forma realista de evitar dicha situación de iniquidad es que la base imponible sea determinada, no con referencia al valor de mercado de la finca, sino con base en elementos objetivos fácilmente verificables, tales como: localización, uso de suelo, densidad, tamaño, topografía, dimensiones de frente, dimensiones de fondo, forma, drenaje.

En un sistema catastral correcto, cada uno de estos elementos -y otros siempre que sean fácilmente verificables y no estén sujetos a subjetividad– tendría un coeficiente. El sistema funcionaría sumando cada coeficiente aplicable para llegar a un factor aplicable a la finca determinada de que se trate, que se multiplicaría por la cantidad de metros cuadrados de que dispone la finca en su terreno. El resultado sería la base imponible para el cálculo del impuesto de inmueble. Un sistema así sería superior al que usa el valor de mercado como base imponible, por lo antes esgrimido en sentido de la inherente iniquidad que el valor de mercado representa.

Conclusión

Lo rescatable del Proyecto de Ley 509 es que indica que el Gobierno Nacional ya entendió que la ciudadanía exige una reducción del impuesto de inmuebles. Lo negativo es que el PL509 se queda muy corto en importantes aspectos:

  • Tarifas del impuesto propuestas, aunque reducidas, siguen siendo muy altas.
  • Esquema del PFT es muy complejo y burocrático.
  • Debe establecerse una sola tarifa para todos los inmuebles, independientemente de si son residencia o no.
  • Base imponible para el cálculo no debe ser valor de mercado, sino valor catastral determinado sobre criterios objetivos del inmueble.

Ojalá en Primer Debate, que ya se dice que se dará pronto en la Asamblea Nacional, el PL509 sea mejorado.