Teléfono(+507) 387-0620
Altos del Romeral, Ave. Santa Elena y Calle Andalucía, No. 53 Panamá.

Gastos escolares serán deducibles del Impuesto Sobre la Renta

Ya es ley de la República la Ley 37 de 2018, que establece la deductibilidad de los gastos escolares, del Impuesto Sobre la Renta (ISR). Esta ley añade el numeral 9 al artículo 709 del Código Fiscal. El texto es el siguiente:

Artículo 709. Una vez computada la renta gravable sobre la cual se ha de pagar el Impuesto Sobre la Renta, las personas naturales tendrán derecho a las siguientes deducciones anuales:
[…]
9. Los gastos escolares incurridos con respecto a los dependientes menores de edad del contribuyente, incluyendo la matrícula y la mensualidad escolar, así como los útiles escolares, uniformes escolares y el transporte escolar, relacionados con el primer nivel de enseñanza o educación básica general y el segundo nivel enseñanza o educación media.

Serán deducibles los gastos incurridos con respecto al tercer nivel de enseñanza o educación superior de los dependientes mayores de edad del contribuyente, que aún se encuentren bajo su tutela, relativos al pago de la matrícula y horas créditos. La deducción podrá practicarse hasta por una máxima anual de tres mil seisdentos balboas (B/.3,600.00) par cada dependiente. Esta deducción también podrá ser aplicada a los contribuyentes que sufraguen sus propios estudios.

Entonces tenemos que el padre de familia podrá deducir de su declaración de ISR los siguientes gastos escolares:

  1. Matrícula.
  2. Anualidad escolar (pagada usualmente en diez letras mensuales).
  3. Útiles escolares.
  4. Uniformes.
  5. Transporte escolar.

Aquí he mencionado anualidad escolar y no mensualidad escolar como dice la norma, porque en realidad las escuelas particulares cobran la escolaridad como una anualidad. El hecho de que por facilidad de pago esta pueda ser pagada en diez letras mensuales, no hace que deje de ser una obligación que surge para el padre de familia para todo el año y no solo para meses determinados.

La norma contempla un máximo de B/3,600 de monto de deducibilidad por cada dependiente que tenga el contribuyente. Sin embargo, el artículo 2 de la ley establece que los contribuyentes que tengan hijos con grado de discapacidad que implique una movilidad reducida, pero que no les impida su inclusión en un aula de clases regular en centro educativo o universitario, podrán deducir la totalidad de los gastos escolares contemplados en el numeral 9 añadido del artículo 709 del Código Fiscal, sin límite máximo de monto.

La ley comienza a regir en el período fiscal que inicia el 1 de enero de 2019.