Teléfono(+507) 387-0620
Altos del Romeral, Ave. Santa Elena y Calle Andalucía, No. 53 Panamá.

El Acuerdo de accionistas

El Acuerdo de Accionistas es un documento muy necesario en compañías con dos o más socios, y suplementa el pacto social en aspectos importantes de la conducción de los negocios de la sociedad y la toma de decisiones importantes. Sin embargo, es muy común encontrarse con compañías con múltiples socios, que no cuentan con un acuerdo de accionistas y solo se rigen por las disposiciones del pacto social. Esta omisión es usualmente un serio error.

Beneficios del Acuerdo de Accionistas

  • Disposiciones sobre protección de accionistas minoritarios.
  • Disposiciones sobre solución de diferencias entre socios relacionadas a la conducción de los negocios de la sociedad (“Deadlock provisions”), y disposiciones sobre solución de conflictos.
  • Restricciones sobre la venta o traspaso de acciones.
  • Reglas sobre derecho de tanteo entre accionistas para la venta de acciones.
  • Obligaciones de reporte de la junta directiva a los accionistas.
  • Decisiones que requieren mayoría calificada de votos en la junta de accionistas, a fin de proteger los derechos e intereses de los accionistas minoritarios.

Decisiones que requieren mayoría calificada

Es habitual que en un Acuerdo de Accionistas se estipule que determinadas decisiones de la sociedad requieran una mayoría calificada en determinado porcentaje, fijado de tal modo que supere la tenencia del accionista mayoritario o grupo de accionistas mayoritarios. Típicamente se contempla entre las decisiones que requieren mayoría calificada, las siguientes:

  • Modificaciones al pacto social.
  • Aumento o reducción del capital social autorizado.
  • Nombramiento o remoción de directores.
  • Aumento o disminución del número de directores que componen la junta directiva.
  • Adopción o modificación de estatutos.
  • Declaración de dividendos.
  • Contratación de consultorías o administradores.
  • Incursión en nuevas líneas de negocio o cambios sustanciales en la línea o modelo de negocios.
  • Disposiciones sobre solución de conflictos, incluyendo arbitraje si lo prefieren así las partes.

Derecho de tanteo

Una de las disposiciones más comunes en un Acuerdo de Accionistas es el derecho de tanteo. El derecho de tanteo consiste en la primera opción que tienen todos los accionistas, para adquirir las acciones que otro accionista decida vender. Es decir, si un accionista decide vender todas o parte de sus acciones, debe primero ofrecerlas al resto de los accionistas, quienes tendrán derecho proporcional a sus respectivas participaciones accionarias, para comprar las acciones ofrecidas. Si los accionistas no ejercen este derecho, entonces puede el accionista vendedor ofrecer las acciones a terceros.

Oponibilidad del Acuerdo de Accionistas a terceros

Para que el Acuerdo de Accionistas pueda ser oponible a terceros que no han participado de él, este o al menos las disposiciones más importantes deben imprimirse en el reverso de cada certificado de acciones. Alternativamente, si el texto del Acuerdo de Accionistas es demasiado extenso para caber en el reverso de cada certificado de acciones, puede allí insertarse una leyenda indicando la existencia del Acuerdo de Accionistas y su disponibilidad en la secretaría de la sociedad a fin de que se le entregue una copia, junto  con una advertencia en sentido de que al adquirir acciones, el tercero adquirente está consintiendo en hacerse parte de dicho acuerdo.

Conclusión

El Acuerdo de Accionistas como contrato que regula las relaciones entre los socios de una compañía, más allá de lo estipulado en el pacto social, es un documento muy importante para sociedades con distintos socios, empresas familiares, y similares. Adoptar uno y que lo suscriban todos los accionistas, especialmente al inicio de la relación y operación de la sociedad, es sano y contribuye enormemente a evitar conflictos entre los accionistas.