Teléfono(+507) 387-0620
Altos del Romeral, Ave. Santa Elena y Calle Andalucía, No. 53 Panamá.

El Documento de Voluntad Médica Anticipada

“EI documento de voluntades anticipadas es aquel dirigido al médico responsable, en el cual una persona mayor de edad o un menor al que se Ie reconoce capacidad conforme al Código de la Familia y del Menor, deja constancia de los deseos, previamente expresados, sobre las actuaciones medicas para cuando se encuentre en una situación en que las circunstancias que concurran no Ie permitan expresar personalmente su voluntad, por medio del consentimiento informado, y por el equipo médico que Ie asista en tal situación.”

Así define el artículo 33 de la Ley 68 de 2003, el Documento de Voluntades (Médicas) Anticipadas.

La razón de ser de esta figura jurídica está en que los grandes avances en la tecnología médica, si bien han permitido tratamientos que salvan vidas, también han sido abusados en un afán de prolongar la vida de forma espuria cuando ya la condición del paciente no da ninguna esperanza. En situaciones de condiciones terminales, o en que por algún accidente o trauma sufrido, el paciente se encuentra inconsciente y no hay expectativa médica razonable de recuperación, la tecnología médica muchas veces permite sostener de forma artificial la vida, pero en tales situaciones surge la cuestión ética de si ello es lo correcto. En la cultura latinoamericana es común la idea de que debe hacerse absolutamente todo lo médicamente posible para sostener la vida del paciente, aún más allá de lo que en términos realistas tiene sustento. En Norteamérica y Europa, en cambio, es más acostumbrado aceptar la muerte como parte del proceso llamado vida, y que hay circunstancias en las que insistir en prolongar la vida solo puede postergar lo inevitable, a un costo económico importante (gastos médicos y hospitalarios), así como de un mayor desgaste emocional sobre los familiares y allegados del paciente terminal.

Formalidades. El Documento de Voluntades Anticipadas puede otorgarse de dos formas:

  1. Ante notario, en cual caso no requiere de testigos.
  2. En documento privado ante tres testigos, al menos dos de los cuales deben ser personas sin vínculo dentro del cuarto grado de consanguinidad ni vínculo patrimonial con el otorgante.

El documento puede contener disposiciones sobre qué hacer ante una condición terminal, qué hacer ante un paro cardiorespiratorio, y otras situaciones dentro del contexto de enfermedad terminal o estado en que exista nula o escasa expectativa razonable de supervivencia o de recuperación. Puede establecerse también instrucciones en sentido de que, ante una situación como la descrita, se deba dar al paciente tratamientos paliativos con el fin de mitigar el dolor y sufrimiento, incluso cuando dichos tratamientos conlleven el riesgo o la certeza de que se acelere la muerte. También puede el otorgante establecer disposiciones sobre donación de sus órganos.

Representante. El otorgante puede también designar una persona que funja como su apoderado o representante, para que tome decisiones sobre intervenciones médicas, una vez que el otorgante haya perdido la capacidad de tomar decisiones por sí mismo.

Los médicos están obligados a seguir los lineamientos contenidos en el Documento de Voluntades Anticipadas y las instrucciones específicas dadas por el representante o apoderado allí designado. No obstante, los médicos deben abstenerse de seguir las instrucciones dadas por el representante o apoderado, y de seguir los lineamientos establecidos en el Documento de Voluntades Anticipadas, cuando tales lineamientos e instrucciones sean contrarios al ordenamiento jurídico o a las buenas prácticas clínicas, a la mejor evidencia científica disponible, o cuando las instrucciones no se correspondan con los supuestos de hecho que el otorgante ha contemplado al momento de emitir el Documento de Voluntades Anticipadas. En tal caso, el médico debe hacer la anotación razonada correspondiente en el expediente clínico.

En nuestra práctica profesional hemos asesorado clientes para el otorgamiento de Documento de Voluntades (Médicas) Anticipadas. Hemos podido apreciar un creciente interés tanto de clientes panameños como de extranjeros residentes en Panamá, por contemplar y emitir un Documento de Voluntades Anticipadas como parte del proceso de una planeación sucesoral integral.