Teléfono(+507) 387-0620
Altos del Romeral, Ave. Santa Elena y Calle Andalucía, No. 53 Panamá.

El despido por ausencias injustificadas

Una de las causales más consultadas y aludidas por los empleadores para despedir, es la de ausencia injustificada.  Esta causal tiene varias modalidades en que se puede configurar:

  1. Ausencia en dos lunes en el curso de un mes;
  2. Ausencia en seis lunes en el curso de un año;
  3. Ausencia en tres días (consecutivos o alternos) dentro del período de un mes.

Consideraciones importantes

¿Mes calendario o período de un mes?  Las expresiones “en el curso de un mes y “dentro del período de un mes, se refieren al período de un mes, no a un determinado mes en el calendario.  Es decir, si el trabajador se ausenta sin permiso o sin justificación el último lunes del mes de febrero, y luego se ausenta nuevamente cualquier lunes del mes de marzo antes de que haya transcurrido el período de un mes, habrá incurrido en la causal de despido.  Similar criterio aplica para la expresión “en el curso de un año”.

Ausencia en lunes.  Para efectos de la causal, se cuenta como lunes el día hábil que siga inmediatamente a un día de duelo o fiesta nacional.  Es decir, si el trabajador se ausenta sin justificación al trabajo un Miércoles de Ceniza, tal ausencia se cuenta como una ocurrida en día lunes para efectos de esta causal.

Ausencia debe ser injustificada.  Para que la ausencia pueda ser contada a fin de configurar la causal, debe ser injustificada.  ¿En qué casos es la ausencia del trabajador justificada?

Una ausencia es justificada en distintas situaciones.  Las principales y más comunes:

  1. Incapacidad médica – vea nuestro artículo sobre los requisitos que debe llenar todo certificado médico de incapacidad.
  2. Cuando el trabajador se ausenta para atender citas de control médico del propio trabajador o de sus hijos menores de dos años.  En estos casos, el trabajador debe dar aviso previo al empleador y, posterior a la cita médica, debe presentar a este comprobante correspondiente.
  3. Grave calamidad doméstica comprobada.

Para justificar su ausencia, el trabajador debe presentar al empleador comprobante sobre las razones de la ausencia, luego de reintegrarse a sus labores.  La ley no establece un plazo específico para esto, por lo que es algo que muchas veces se define en el Reglamento Interno de Trabajo de la empresa.  Si la empresa no tiene Reglamento Interno de Trabajo, o si este no contempla nada sobre el punto, debe considerarse que el trabajador debe entregar comprobante de la razón de su ausencia, a más tardar el día siguiente a la fecha de pago inmediatamente siguiente.

Recuerde, además, que todo despido con base en una causa justificada, debe cumplir con determinadas solemnidades cuya omisión o ejecución imperfecta pueden traer como consecuencia que el despido sea declarado como injustificado.  Sobre este punto, consulte nuestro artículo sobre el despido laboral, que explora en líneas generales las solemnidades que debe cumplir un despido para ser justificado.  Es muy recomendable que antes de proceder con un despido con base en causa justificada, consulte los detalles con su asesor legal.